Categorías Últimos Populares
WinRAR 4.01
Evaluación | 1.5 MB | Español | Utilidades
“Compresor de archivos completo, rápido y fácil de usar”
Logo de WinRAR

WinRAR es un compresor y descompresor de archivos que a simple vista parece ser común y corriente, pero debajo de esa interfaz simple y sencilla se oculta un poderoso compresor de archivos que te sorprenderá por su alta tasa de compresión.

Cuando haces clic sobre un archivo comprimido en formato RAR, automáticamente se abrirá WinRAR, mostrándonos su contenido como si se tratara del explorador de Windows, y allí mismo podremos navegar entre las carpetas y archivos, haciendo clic derecho podremos abrir el archivo, eliminarlo, repararlo, agregar nuevos archivos, extraer el archivo, renombrarlo e incluso crear nuevas carpetas.

Gracias a su sistema drag and drop, podrás arrastrar archivos desde WinRAR hacia el escritorio de Windows o hacia alguna carpeta de Windows y viceversa, haciendo más sencilla su utilización.

WinRAR es muy útil para descomprimir algunos archivos que descargas de Internet. Posee una completa integración con el explorador de Windows, si haces clic derecho aparecerán numerosas opciones (puedes elegir cuáles quieres y cuales no): descomprimir aquí, descomprimir en otra ubicación, descomprimir en una carpeta con el mismo nombre del archivo, descomprimir cada archivo en carpetas separadas, añadir a otro archivo comprimido, comprimir y enviar por e-mail, verificar archivo y convertir a otro formato, entre otros.

Entre las principales diferencias que tiene con WinZip, WinRAR tiene una tasa de compresión bastante mayor en la mayoría de los casos, aunque tarda un poco más en comprimir, WinRAR permite colocar en sus archivos una contraseña, para que tus archivos sean vistos sólo por ti o por quienes tú quieras que los vean. Además, tiene un mayor sistema de redundancia de datos para prevenir errores.

WinRAR es capaz de comprimir en formato RAR y ZIP, pero puede descomprimir decenas de formatos distintos, lo que implica que, teniendo WinRAR instalado no necesitaremos de ningún otro compresor de archivos.

Sus características más importantes son su potente algoritmo de compresión, su facilidad de uso, interfaz gráfica o por comandos, soporte NTFS y Unicode (para nombres de archivos con acentos y otros caracteres que no están en el idioma inglés), encriptación AES, creación de archivos auto-extraíbles (SFX), soporte para nombres largos de archivos, log de errores, verificación de autenticidad, reparación de archivos dañados, soporte de temas, vista de árbol, integración de comentarios en archivos comprimidos, asistente paso a paso para usuarios inexpertos, visor de archivos de texto integrado, y más.

WinRAR tiene la opción de conectarlo con tu antivirus para que analice los archivos comprimidos en busca de virus y otras amenazas, puede dividir archivos grandes en partes más pequeñas del tamaño que le indiques (incluso archivos auto-extraíbles) y puedes crear varios perfiles de compresión para aplicarle las mismas opciones a distintos archivos y ahorrar tiempo.

Además está disponible en más de 40 lenguajes y las configuraciones del programa pueden exportarse e importarse en cualquier momento.